Blanca Gracia 


Rompu, rompu!



Estreno en Naves del Matadero. Centro Internacional de Artes Vivas. 2019
Creada durante la residencia anual del CRA. Matadero Madrid. España. 2018- 2019






Idea, dirección, escenografía y figurines: Blanca Gracia
Asistente de dirección: Mar López
Coreografía: Marta Otazu
Vestuario: Sola Taller Textil
Música: Diskoan
Diseño de luces: Sergio García
Maquillaje: Sandra Merinero

Actores principales
Amanda L. Nóbrega
Julen Martínez

Iosu Martínez

Alicia Lescure
Miguel Ángel Chumo
Sofía Gasset

Figurantes
Lucía Alonso, Manuel Gester, Paulina Lara, Jesús Sanz, José Sanz, Fernando Valenti, Úrsula Villalta.





“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”, decía Wittgenstein, solo a través del lenguaje podemos construir figuras del mundo para describirlo y entenderlo. Según la cosmogonía de los primeros pueblos australianos, en el Tiempo del Sueño los ancestros vagaron por el territorio cantando canciones con las que daban nombre a todo aquello que lo poblaba: un río, una roca, un árbol, los animales... “Despertando” así al mundo a través del lenguaje. Por su parte, Zamenhof, inventor del esperanto, creía que, con la creación de un lenguaje común a todos los hombres, las distintas naciones se unirían en hermandad, poniendo fin a cualquier conflicto entre ellas.

En un presente saturado de códigos, la función fática de ese lenguaje creador se ha roto, los men- sajes rebotan sin llegar a ninguna parte, carentes de significado y dificultando la aprehensión de aquello que nos rodea. Partiendo de la experimentación en torno a los dispositivos teatrales, este proyecto busca explorar la incomunicación humana y las políticas de la Voz en la era del panóptico digital. Utilizando el folklore y los mitos clásicos como punto de partida, en este proyecto coral se entremezclarán el mito griego de Eco y Narciso, la figura de Calibán o unas Brigadas Esperantistas imaginadas dispuestas a dar un sentido a nuestro presente.

                     Patrón para kimono de Justicia Poética




1.

MASCARADA DE LOS ECOS

ECO, ECOOOO, ECOOOOOO


Eco es una ninfa a quien los Dioses han castigado por “deslenguada” y ya no puede hacer uso de su voz excepto para repetir tontamente los gritos de otros. Eco (Repetición), es repudiada por Narciso (Reflejo) debido a su persistencia acústica y es condenada a consumirse entre cañadas solitarias. Pero la inesperada aparición de Justicia Poética cambiará el curso de los acontecimientos desafiando las leyes de la física y trasformando para siempre nuestro imaginario colectivo.
                          



2.

BAN–BAN, CALIBÁN

(UNA FANFARRIA)


Calibán es un personaje apropiado de La Tempestad de Shakespeare cuyo nombre es un anagrama de caníbal, que a su vez es una deformación del término Caribe con el que Colón designó a los habitantes del Nuevo Mundo. Hijo de la bruja Sycorax, es esclavizado en su propia isla convirtiéndose con el tiempo en un símbolo de las clases oprimidas por el capitalismo y de los pueblos colonizados.

Calibán es el Otro, el “Caribe” rebelde, el antropófago. Pero sobre todo una voz ingobernable a la que ningún reglamento lingüístico podrá domar.



3.

UN IDEALISMO INCANSABLE

EPÍLOGO ESPERANTISTA


Zamenhof nunca perdió la esperanza de que nos comprendiéramos mejor. Para ello creó el esperanto, una lengua universal sin dueño que erradicaría el chovinismo y los prejuicios entre los pueblos. Dos guerras mundiales y varias fronteras después, les presentamos a la Brigada Esperantista, un grupo de idealistas dispuesto a dar sentido a nuestro presente, cuya nación no es otra que la humanidad al completo. Seguimos con la esperanza intacta.
                                                    Boceto para Calibán
                                                       Boceto para Calibán






 

     


Mark




Blanca Gracia — Madrid, España