Blanca Gracia 


Sizigia



ARCO 2018. Stand Galeria Ángeles Baños. Madrid, 2018.
Galeria Ángeles Baños. Badajoz, 2018.

Prensa/ Press:

ABC Cultural
Masdearte
Diario de Extremadura




En astronomía, sizigia describe el momento en el que tres o más objetos celestes se encuentran alineados. El término, que proviene del griego y que da nombre a esta conjunción planetaria, significa yugo y también unión.

Compuesto de vídeo, dibujos, escultura e instalaciones, Sizigia es un proyecto que anhela lo celeste, lo real-maravilloso y que a la vez nos recuerda este inevitable anclaje a lo terrestre y tangible. No sabemos si este eclipse es una conjunción o una oposición de elementos, pero sabemos que estamos inmersos en este momento de cambio.

La animación “Hipnosis para encontrar tu lugar en el mundo” es un reflejo de nuestra contemporaneidad que invita al espectador a reflexionar sobre la actualidad socio-política al mismo tiempo que le insta a huir de ella. El escapismo es un tema recurrente en la obra de Blanca Gracia. En este caso, se propone un manual de instrucciones delirante compuesto por distintos planes de fuga que van desde la ataraxia a la búsqueda de utopías, y que funcionan como alternativas a un mundo caótico y absurdo. 

Los personajes de este proyecto buscan un significante-amo para este mundo atonal en el que nos encontramos inmersos. Levantar la tela celeste del Flammarion, “el fin del mundo”, cruzar esta Tierra plana y descubrir si en efecto (como indicaban todos aquellos mapamundis del medievo) al otro lado habitan los dragones o si por el contrario se trata solo de nuestras propias sombras. Este paso a nuevos territorios se escenifica cuando el espectador es obligado a cruzar un telar que divide la sala y oculta gran parte de la exposición.

Al otro lado, los elementos objetuales se acumulan a modo de ofrendas votivas, restos de un culto secreto o extraño. Objetos depositados con la intención de ganar el favor de fuerzas sobrenaturales. Estas pequeñas esculturas simbolizan los anhelos de quien las ofrece; unas gafas trucadas, un hombre disfrazado de pájaro, una torre de vigilancia destruida…

Así, tanto las instalaciones y esculturas como el video, nos guían a través de un viaje circular que va de lo etéreo a lo terrenal, y en el que la psicología de masas y los disturbios sociales se entremezclan con el mesmerismo, la levitación e incluso el viaje astral. No es de extrañar que la célebre frase de Vivian Leigh en “Un tranvía llamado deseo” quede recogida en el video a modo de manifiesto: “I don´t want realism! I want magic!”

Sin magia, este mundo sería del todo insoportable.
Telar de entrada a la exposición.


Instalación cerámica.


Fotogramas de Hipnosis para encontrar tu lugar en el mundo.

Vistas de la exposición.
Mark




Blanca Gracia — Madrid, España